Search
  • Sambataro Arquitectos

Mirá como quedó el Teatro Coliseo renovado

Fuente: Clarín

https://www.clarin.com/patrimonio/puesta-nueva-tecnologia-teatro-coliseo_0_HJ74YiuwXx.html


La remodelación del Teatro Coliseo implicó recuperar su identidad original, agregando tecnología de punta. Cómo se trabajó la nueva caja escénica, el hall y foyer, y las áreas complementarias.

TODO NUEVO. Además de la caja escénica, el plan de renovación incluyó el hall y el foyer, la marquesina, los camarines y las salas de ensayo, y los espacios de servicios y apoyo técnico.


La reinauguración del Teatro Coliseo puede considerarse el comienzo del final de una larga historia que empezó a concluir hace semanas, cuando quedó inaugurada la segunda etapa de una megaobra iniciada en 2014, que incluyó la puesta en valor y el reequipamiento según estándares europeos. El plan completo abarca la renovación de la caja escénica, el hall y el foyer, la marquesina, los camarines y las salas de ensayo, y los espacios de servicios y apoyo técnico. Tras estas intervenciones, el nuevo Coliseo no sólo recupera el esplendor original sino que pasa a ser uno de los teatros con mejor tecnología del país y a la altura de los teatros europeos.

lucia merle TODO NUEVO. La fachada renovada respeta las líneas orginales, con una expansión hacia la Plaza Libertad a través de sus aventanamientos y accesos vidriados.

Las obras fueron realizadas por etapas y durante los recesos teatrales. Según el arquitecto Alfio Sambataro, a cargo del proyecto de nueva caja escénica, “se constató que ésta conservaba las características constructivas y de equipamiento típicas de principios del siglo pasado, con un esquema estructural mixto de cerchas metálicas y tirantes de madera”. La maquinaria para el colgado de escenografía y sus complementos era de 1920, lo que impedía el montado de las producciones contemporáneas.

TODO NUEVO. Parte fundamental de la remodelación son los nuevos sistemas mecánicos para el montaje de iluminación y elementos escenotécnicos.

Así, la reforma de mayor envergadura fue justamente la de la caja escénica, que ahora tiene 11 metros de profundidad por 19,50 de ancho, con una capilla de 4 por 9 metros. A esta ampliación se suma un renovado sistema de parrillas y puentes metálicos con dos niveles de puentes de maniobra y un tercer nivel de pasarela técnica. Una parrilla inferior cubre toda la superficie del escenario, en tanto que la superior contiene el sistema de perfiles para las poleas y cinco canales de tiro.

TODO NUEVO. Los nuevos halles y el foyer se diseñaron con el objetivo de recuperar la arquitectura del edificio de 1961, con rasgos austeros y despojados.

El nuevo sistema estructural del escenario consta de una familia de 6 vigas reticuladas. “Estas vigas apoyan sobre un sistema de 6 columnas materializadas con perfiles laminados de 6,50 metros de altura, las que a su vez calzan sobre dados de hormigón armado introducidos en el muro portante”. También recompone la vetusta caja escénica un nuevo sistema de telas y telones, con la incorporación de una nueva cámara negra compuesta por cinco pares de patas, cinco bambalinas y un telón de fondo oscurante con antirreflejo. También se instaron dos nuevos bastidores articulados, con movimiento horizontal manual con riel superior y guía de piso para regular el ancho de la escena.

TODO NUEVO. Los espacios son muy luminosos, con un fuerte protagonismo de las dos escaleras y las superficies vidriadas.

“El telón cortafuegos original –puntualiza el autor– se componía de un mamparo metálico de 4 mil kilos, accionable mediante un sistema de contrabalanceo guiado. Este sistema fue reemplazado por un accionamiento a control remoto”, sostiene el autor. Además, se instaló un sistema de “bolsillo de humo” que consiste en un marco perimetral que impide el paso de gases tóxicos desde el escenario.

TODO NUEVO. Una de las nuevas salas de ensayo, próxima a terminarse, fue bautizada con el nombre del célebre actor y director italiano de cine y teatro Vittorio Gassman.

Con proyecto del arquitecto Giuseppe Caruso –quien ya había trabajado para los proyectos de la Fundación Proa y el Museo Nacional de Bellas Artes–, los nuevos halles y el foyers recuperan la arquitectura del edificio de 1961, con rasgos austeros y despojados, sin ornamentaciones, y empleando materiales sobrios como el hormigón, revestimientos graníticos en escaleras, venecitas y madera. Según su autor, “el nuevo hall de acceso es amplio, abierto y luminoso, con una expansión hacia la plaza a través de aventanamientos y puertas vidriadas, con un fuerte protagonismo de las dos escaleras que enmarcan el espacio con sus siluetas”. Previamente se retiraron los revestimientos y capas agregadas en escaleras, paredes y entrepisos, recuperando la “arquitectura escondida”. Se limpiaron y completaron las venecitas en escaleras y se recuperaron las barandas originales. Los revestimientos de goma y y la alfombra también fueron retirados. En cuanto a la iluminación, se respetó el diseño original de las gargantas con luz indirecta, reacondicionándose con lámparas led.

TODO NUEVO. Los motores de las parrillas fueron importados de Italia. La tecnología de avanzada del teatro responde a normas europeas.

“Para evitar la interrupción en la línea original de las escaleras y no cambiar su morfología, tanto la boletería como la sala de guardia mantuvieron su ubicación debajo de ellas. Se diseñaron integramente en vidrio, incluso su mobiliario”. Un detalle de la renovación de los sanitarios, hechos a nuevo, fue la conservación de los antiguos mingitorios “Adamant” de Twyfords, con sus válvulas originales.

Para los autores de la puesta en valor, la anterior marquesina desdibujaba las líneas arquitectónicas de la fachada diseñada por el arquitecto José María Molinari en 1941. “Aquella vieja estructura fue sustituida por una nueva –explica el proyectista–, cobrando funcionalidad y elegancia. Terminada en acero inoxidable, logró devolver la visual completa de la fachada, en donde se dispusieron nuevas pantallas led que comunican al público la programación teatral”.

TODO NUEVO. Los sanitarios fueron hechos a nuevo pero conservaron los antiguos mingitorios Adamant.

Por otra parte, la arquitecta Agostina Sambataro –ganadora de la edición 2013 de los Premios Clarín-SCA– proyectó una nueva área de camarines y salas de ensayo en reemplazo de un sector sucesivamente intervenido, sin mantenimiento, dañando el conjunto de su funcionalidad. Un hall de artistas y espera sin proporciones adecuadas, camarines con áreas residuales y desaprovechados, ventilación e iluminación deficientes y espacios poco flexibles eran algunas de las falencias detectadas en el área a intervenir.

Así, el proyecto de Agostina consistió en la remodelación de los camarines y las salas de ensayo desde la planta baja hasta el segundo piso del lado este del teatro, y las salas de ensayo del tercer piso en ambos lados, Este y Oeste. “Concluida su etapa final, estos espacios serán funcionales, eficientes y compactos, optimizando tanto los espacios interiores con los comunes”. Para eso se demolieron, dejando sólo el perímetro de pared donde estaban montados, generando un espacio con una nueva organización de uso (director, primeras figuras, de conjunto y grupales) y nuevas circulaciones.

En planta baja se generó un volumen independiente, otorgando una escala más acogedora y con menor altura. Integrado al kiosco, el nuevo hall de espera tiene ahora el doble de superficie, convirtiendo lo que era un lugar de paso en un área de estar. En cuanto a la selección de materiales, se priorizó el uso de una paleta de colores representativos del teatro y un contraste de texturas. “Se quitó el revoque de la pared de la caja escénica dejando a la vista la mampostería original. Los otros ambientes mantienen los blancos, grises y negros”. Para el próximo receso se iniciarán las obras finales: el escenario tendrá un nuevo piso modular, desmontable por sectores. La cubierta también será un sistema de madera modular y desmontable que, según los autores, “es una tipología de diseño combinada que permite dejar libres aberturas de distinto tamaño y localización”. Así, en cualquier sector se podrán emplear sistemas para la aparición de artistas y elevación de decorados”. También se ampliará y automatizará el foso de orquesta, en tanto que la sala renovará por completo sus butacas, el sistema de climatización y de iluminación. Un sistema de plafones modulados de metal forrado en madera conformará una nueva cámara acústica. Todo el edificio será impermeabilizado. En el segundo piso resta completar los camarines grupales y las salas de ensayo.

Puesta en valor y modernización tecnológica del Teatro Coliseo

Directora general: Elisabetta Riva Proyectos: Arquitecto Alfio Sambataro (remodelación y equipamiento de la caja escénica y áreas de apoyo); arq. Giuseppe Caruso, Estudio Caruso & Torricella Architetti (marquesina, foyer y áreas de apoyo); arq. María Alejandra Rabuffetti, Techint Ingeniería & Construcción (coordinación general proyecto marquesina, foyer y áreas de apoyo) Diseño de camarines y salas de ensayo: Arq. Agostina Sambataro Dirección de obra: Arq. Sergio Ronzoni Supervisión de obra: Arqs. Alfio y Agostina Sambataro Iluminación escénica:José Luis Fioruccio Asesor estructural: Ingeniero Juan Antonio Vargas Ubicación: Marcelo T. de Alvear 1125, CABA Año de proyecto: 2014-2016.

0 views

CONTACTO

Buenos Aires, Argentina

Av. Congreso 2676

CABA, CP 1428

Tel: +54 11 47881474

Email: info@sambataroarquitectos.com

Santiago, Chile

José Victorino Lastarria 70

Santiago, CP 8320152

Tel: +56 2 26391053

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

  • Instagram
  • Facebook
  • Linkedin
  • Twitter
  • YouTube
  • Google+

© 2023 by Sambataro Arquitectos