• Instagram
  • Facebook
  • Linkedin
  • Twitter
  • YouTube
  • Google+

CONTACTO

Buenos Aires, Argentina

Av. Congreso 2676

CABA, CP 1428

Tel: +54 11 47881474

Email: info@sambataroarquitectos.com

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

Santiago, Chile

José Victorino Lastarria 70

Santiago, CP 8320152

Tel: +56 2 26391053

© 2023 by Sambataro Arquitectos 

BUENOS AIRES, 

ARGENTINA

CENTRO CULTURAL RECOLETA

SALAS EL ALEPH Y VILLA VILLA,

2016

Datos técnicos

 

Tipología: Centro Cultural

Ubicación: Junín 1930, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina.

Temática: Proyecto de Restauración, refuncionalización y equipamiento de las salas de espectáculos “El Aleph y “Villa Villa”.

Servicios: Proyecto licitatorio escenotécnico

Comitente: Subsecretaría de Políticas Culturales y Nuevas Audiencias, Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires

Proyecto general de arquitectura: Arq. Jerónimo Bedel

Asesores: Arq. Andrés Cumsille, Ing. Gustavo Basso, Ing. Juan Antonio Vargas

Colaboradores: Arq. María Virginia Castro

Localidades: 130 (El Aleph)+ 350 (Villa Villa)

Superficie aproximada total: 19.000 m2

Monto aproximado de intervención: US$ 5.000.000

Año: 2016

Página web: http://centroculturalrecoleta.org/

El Centro Cultural Recoleta es un complejo de exhibiciones parte del circuito turístico de la Ciudad de Buenos Aires, declarado Monumento Histórico Nacional. Realizado por el renombrado arquitecto Clorindo Testa junto con los arquitectos Jacques Bedel y Luis Benedit fue inaugurado por primera vez como tal en 1980. Su historia data del año 1716 cuando el solar fue donado a los frailes franciscanos recoletos, quienes lo ocuparon como claustro. Luego de numerosos cambios de uso, el edificio fue remodelado en 1880 por el arquitecto Juan Antonio Buschiazzo quien realizó una serie de reformas, entre ellas la basílica icónica que sería restaurada en 2010 conteniendo actualmente la sala “El Aleph” con capacidad para 130 personas. La sala Villa Villa inaugurada en 2001, posee una capacidad para 350 personas y funciona como sala multipropósito.

El proyecto de refuncionalización y puesta en valor del Centro Cultural Recoleta en el aspecto escenotécnico, abarca las salas “El Aleph” y “Villa Villa”, con sus dependencias artísticas. Se provee nueva tecnología para ambas salas, incluyendo el equipamiento escenotécnico para salas polivalentes, áreas de apoyo técnico y artístico, sistemas de iluminación escénica y escenarios multifuncionales.

La sala El Aleph se dotó de la mayor flexibilidad posible de usos dentro de sus posibilidades morfológicas particulares, teniendo en cuenta que se trata de un edificio patrimonial. Así se posibilitarán las producciones de teatro de prosa, concierto de pequeñas orquestas, danza contemporánea, recitales y shows musicales, eventos especiales y conferencias. Su equipamiento escenotécnico consistió en un sistema de parrilla de suspensión no transitable con el objetivo de aprovechar al máximo la altura de despeje, varas de aluminio sin carrera vertical, sistemas de suspensión auxiliares, vestimenta teatral y telón principal, sistemas de intercomunicación técnica, audio y video. Además se proyectaron los elementos acústicos necesarios, la iluminación escénica, un piso de escenario modulado y una platea retráctil que permiten al salón adoptar múltiples configuraciones.

El espacio Villa Villa se proyectó para que funcione como una sala experimental constituyendo una usina de actividades creativas relacionadas con las artes escénicas. Se reorganizaron las áreas de apoyo técnico y artísticos, para lograr mejores interrelaciones espaciales y aumentar la capacidad de recepción de artistas y personal vinculado a la producción. Es así como se remodelaron totalmente los camarines de artistas, se generaron las áreas típicas de apoyo como Green Room, Bodegas de material genérico técnico y talleres. El equipamiento escenotécnico incluye un sistema de parrilla y dos niveles de puentes técnicos que permiten operar en toda la superficie de la sala según la configuración requerida. A su vez se diseñó un sistema de varas motorizadas de suspensión que consta de 18 líneas, las que tienen la posibilidad de deslizarse en el eje longitudinal de la sala, cubriendo cualquier posición requerida. Se incluyeron también un sistema manual auxiliar complementario y sistemas auxiliares de montaje. El proyecto contempló la vestimenta teatral, iluminación escénica, intercomunicación técnica, audio y video. Se proyectaron los elementos acústicos necesarios para limitar la transmisión de vibraciones y ruidos desde el interior hacia el exterior o viceversa.